N. Markin

Cómo se preparó el XVI Congreso del Partido

La persecución de la oposición bolchevique rusa

(Agosto de 1930)


Escrito: En 1930 por Leon Sedov, quien lo firmó con el seudónimo "N. Markin".
Fuente del texto: The Militant. Vol. III, N ° 28, 15 de agosto de 1930, p. 3.
Traducción al castellano: Matteo David, Diciembre 2017
HTML: Marxists Internet Archive.


Desde la primavera de este año, los líderes estalinistas se han visto nuevamente obligados a plantear como una tarea del momento la cuestión del "exterminio de la Oposición". Esta tarea surge del hecho de que, a pesar de las jactancias en contra de los miembros del aparato, la Oposición vive, trabaja y continuará trabajando. Es suficiente con revisar los documentos soviéticos para convencerse de que rara vez se lleva a cabo una reunión de núcleo o una conferencia del Partido sin la participación de oposicionistas o semi-oposicionistas. La lucha de aparatos contra la Oposición de Izquierda se desarrolla exclusivamente por medio de la represión. En relación con este Congreso, la represión se acrecentó espantosamente. El monolitismo podrido de la cima está garantizado por la coerción, los arrestos, los destierros en el fondo. La reclusion reemplazan la discusión que debería haber precedido al Congreso. Así es como se preparó el Congreso del Partido.

El objetivo de este artículo es dar los hechos genuinos, particularmente sobre los "preparativos" para el Congreso. En enero-febrero hubo una fuerte ola de arrestos de Oposicionistas, de camaradas que simpatizaban con ellos, e incluso de camaradas simplemente sospechosos de simpatizar con ellos. De acuerdo con un cálculo aproximado más o menos correcto, 300 camaradas fueron arrestados solo en Moscú. Un gran número de camaradas arrestados en las provincias pasaron por Moscú a la prisión de Butirskaia, procedentes principalmente de Ucrania, y especialmente del Donbas (el distrito minero proletario).

Los Trabajadores apartidarios arrestados

En Butirki, había unas pocas docenas de trabajadores apartidarios de Moscú, arrestados por la simpatía que expresaron por la oposición, que ahora son deportados a Siberia. Entre los presos, también hubo un cierto porcentaje de capituladores, principalmente de aquellos que se arrepintieron bajo la influencia de una debilidad momentánea, y que posteriormente declararon, casi abiertamente, que habían cometido un error. Muchos de ellos ya no son deportados, sino enviados a la reclusion. Ahora exigen de los capituladores no solo la total y absoluta negación de sus convicciones, sino también que revelen todas sus conexiones. Ante la negativa, está la reclusion (Zabrovskaia, Blumenfeld y docenas de otros).

La duración de los arrestos y las deportaciones se puede ver en el hecho de que entre los arrestados hay un gran porcentaje de personas arrestadas por casualidad, "confiscadas" por razones de relación o simplemente por decir "Hola a un oposicionista". Así es como arrestaron a docenas de personas que no tienen ninguna conexión con la oposición. (¡Con frecuencia sucede que se convierten en oposicionistas reales en prisión o deportación!) Durante este período, los compañeros de Moscú han distribuido un folleto y se han hecho cargo de una serie de huelgas provocadas por la política de la burocracia (en Serpuchov en Moscú, cuatro fábricas de Mostriutaga y otros lugares). Esto ha irritado aún más a la burocracia.

Una ola de arrestos que comenzó al final del invierno continuó aumentando hasta el mes de mayo. El número de personas arrestadas en este período es de al menos 500, sin contar más de 100 personas arrestadas que fueron transportadas a reclusion. En este momento, la cifra se incremento aún más.

Una observación debe hacerse aquí. La represión estalinista ejercida contra los bolcheviques leninistas se distingue de la practicada contra los Mencheviques y S.R.s. Si bien estos últimos simplemente están aislados de la vida social del país, para obstaculizarlos en su acción contrarrevolucionaria contra la dictadura proletaria para los oposicionistas que luchan contra el centrismo que trastorna la dictadura del proletariado: el curso estalinista está dirigido hacia su estrangulación moral y su exterminio físico.

Entre los oposicionistas arrestados en el invierno estaban los camaradas Silov y Rabinovitch, que habían desatado en su contra el odio especial del aparato: han recibido disparos. Cómo el camarada Blumkin recibió un disparo antes que ellos, este crimen es conocido en todo el mundo.

La represión se ha agudizado contra todos los deportados. Se ha establecido un régimen de horrores: han perdido el derecho al trabajo, es decir, el derecho a servir, y por eso han adquirido el derecho a tener hambre. La ayuda oficial que recibe un deportado se ha reducido hace mucho tiempo a 15 rublos ($ 7,50 por mes) y eso significa hambre y frío en invierno. Como no tienen derecho a ser miembros de las cooperativas, con frecuencia no pueden comprar nada, incluso con estos 15 rublos; viven en alojamientos sin fuego, permaneciendo durante semanas sin comida caliente, a menudo sin luz. Especialmente dolorosa es la situación de los deportados en Narym, uno de los lugares más terribles de deportación en Siberia. Los Narym deportados están literalmente condenados a morir de hambre. Además en Narym que, por la dureza de las condiciones de vida, es similar a un reclusorio, transportan a los bolcheviques originalmente deportados a otro lugar, en un número cada vez mayor. Es un curso deliberadamente dirigido hacia el exterminio físico de la Oposición. Más allá de las privaciones materiales, todo deportado está expuesto a innumerables "pequeñas" vejaciones, fruto de la absoluta arbitrariedad e impunidad de la G.P.U. La ayuda va de suyo es pequeña se mantiene (se cita un caso en el que se retuvo durante cuatro meses y donde la única respuesta a la demanda era una burla de este tipo: "¡Vaya a Moscú!", Es decir: ¡capitula! En una situación similar, un camarada reducido a la desesperación pidió que lo condujeran a un reclusorio, y esa no es la única instancia); simplemente se sospecha que las personas sospechosas de conocer a un oposicionista deportado son sembradas, sembrando el terror entre la población local para llevar a los oposicionistas a la incomunicacion absoluta. Se organizan redadas sistemáticas, en las que no solo se confiscan las obras políticas del camarada L.S. Sosnovsky, en prisión, le secuestraron su trabajo sobre la política agraria del centrismo; al camarada C.C. Rakovsky, su declaración al Partido fue requisada, etc.), pero también citas de las obras de Marx y Lenin. Esto va acompañado de un bloqueo de mensajería para aislar políticamente a los deportados. Durante el Congreso, el G.P.U. No dejaron pasar ni una sola carta para evitar la elaboración de una declaración colectiva de la Oposición. Pero esto no tuvo éxito, y una declaración con las firmas de camaradas Rakovsky, Moralov, Kasparova y Kossior. fue presentado (todos los deportados adhirieron). ¡En la deportación, el recibo de una carta es un evento! No estamos hablando ni de políticos, sino de cartas familiares.

Todos los deportados viven bajo la amenaza constante de ser transferidos a un reclusorio (y esta amenaza existe para la cosa más pequeña: por ejemplo, un retraso de cinco minutos para el registro obligatorio en el G.P.U.). A menudo ni siquiera dan razones formales. El verdadero objetivo es destruir la intransigencia revolucionaria del oposicionista. Al mismo tiempo, con una tendencia abierta a transferir los puntos de deportación a las regiones más hostiles del Norte, los reclusorios se abarrotan más. Su número siempre acrece porque los que existen ya están llenos. El régimen en las cárceles y los reclusorios es incomparablemente peor que el de la deportación. En las cárceles rara vez hay luz (las ventanas están cubiertas con un panel opaco), las celdas húmedas están ocupadas por dos o tres veces más prisioneros que las establecidas por las reglas; falta espacio para dormir, no solo en las cunas, sino incluso en el piso.

En los reclusorios

Cuáles son las condiciones sanitarias no es difícil de juzgar. En sus celdas, los oposicionistas, separados unos de otros, se mezclan con contrarrevolucionarios y delincuentes que no solo detestan a nuestros camaradas como representantes del bolchevismo, sino que los odian y se burlan, derramando sobre ellos todo el odio que alimentan contra el Poder soviético. El sistema de G.P.U. - mantener oposicionistas en celdas comunes con criminales - ni siquiera existía en las prisiones del zarismo. Este sistema se aplica solo a los oposicionistas, los mencheviques (en Butyrki, por ejemplo) disfrutan de todos los derechos de los presos políticos; se mantienen separados de los delincuentes, las puertas de sus celdas están abiertas; ellos tienen una pequeña biblioteca a su disposición.

Las celdas de los oposicionistas están cerradas, en ninguna parte se les permite visitar, no tienen derecho a enviar al exterior. Y además de todo esto, son tratados groseramente y se les rieron. Bajo tal régimen, las huelgas de hambre estallan sin fin, y algunas veces duran hasta un final mortal (recordemos la heroica muerte del camarada Butov). A las huelgas de hambre, a las demandas mínimas de los prisioneros, la dirección de la prisión responde golpeándolas sistemáticamente, sumergiéndolas en agua en el frío invernal, etc. Las palizas son un sistema conocido en la prisión de Kharkov, en el Verchnye-Uralsk Solitary, en la prisión de Leningrado, y en muchos otros. Fue por golpes que el compañero Haenrichsen fue asesinado en la prisión de Leningrado. En este documento se aprende que el hambre prevalece en todos los lugares de deportación para los oposicionistas; se establece que para los bolcheviques, las condiciones de la deportación estalinista son incomparablemente peores que las del zarismo. Muchos deportados se han convertido en inválidos (hay docenas de ellos) por falta de asistencia médica, en Narym y lugares similares en otros lugares. Los gravemente enfermos ni siquiera son transportados a las regiones habitadas más cercanas donde se puede encontrar un médico. Cuando se decide transportar a un camarada enfermo, es solo cuando se encuentra en un estado de desesperanza. Este invierno, muchos compañeros tenían las extremidades congeladas, y algunos tuvieron que someterse a amputaciones porque no se les proporcionó asistencia médica a tiempo. Los bebés, justo después de su nacimiento, han sido retirados de su madre, y estas últimas enviadas a reclusorios (camarada Yanovskaia, entre otros). El mismo documento nos informa que un nuevo fusilamiento de oposicionistas tuvo lugar en Solovski; no es raro que la G.P.U. ahora pronuncie procesos sumarios, no con sentencias definitivas de 3 a 5 años, sino de 10 años, en venganza por la conducta política de un camarada. Por ejemplo, sin ninguna prueba formal, el camarada Golodni fue condenado a 10 años de reclusorio. En todas las colonias de deportados, antes del XVI Congreso, los camaradas fueron arrestados y enviados a los reclusorios. No damos aquí los nombres de las colonias ni los nombres de los camaradas arrestados; trataremos solo con los hechos más notables.

Una huelga de hambre en Ichim

En mayo, en Ichim, toda la colonia fue arrestada, 9 camaradas, así como 35 habitantes de la ciudad que, según la acusación de G.P.U., habían sido propagandizados por oposicionistas. Todos están ahora en pésimas condiciones, nuestros camaradas nos escriben, están encerrados en la prisión de Sverdolsk. Dos de ellos están gravemente enfermos, no reciben la ración del prisionero político, están encerrados en celdas diferentes y se han visto obligados a declarar una huelga de hambre. Cómo terminó esta huelga de hambre y, sobre todo, cuál fue el destino posterior de los deportados de Ichim, no lo sabemos.

Los camaradas que nos informan llaman a esta detención junto con 15 no oposicionistas una "amalgama", lo que significa un enlace artificial con el propósito de desacreditar a nuestros camaradas por medio de personas ajenas a la oposición. La destrucción de la colonia y la creación de una amalgama termidoriana son obra de un provocador. Las provocaciones practicadas contra la Oposición recientemente han asumido proporciones Homéricas. Los grupos de la oposición no solo siguen llenos de provocadores, sino que también "operan" en la deportación y en la prisión. Allí, su tarea es revelar a los más intransigentes, provocar la descomposición de camaradas líderes para capitular, etc. Un provocador que se muestra bajo la máscara de un "capitulador" es ahora un fenómeno actual en la deportación.

Así es como se destruyó la colonia de deportados en Kaminsk. Dos camaradas, Stolovsky y Densov, fueron trasladados a la prisión de Tomsk, los otros, a los rincones más lejanos de Siberia. Esta colonia se dispersó solo porque no produjo un solo capitulador. En su declaración al Comité Central de la C.P.S.U., los camaradas de Kaminsk mostraron cómo se reclutan los cuadros de las organizaciones locales del Partido. Basándose en información exacta, nombran a más de 30 miembros del Partido que ahora ocupan puestos de responsabilidad que fueron agentes del terror blanco durante los días de Kolchak y que fusilaron a miembros del ejercito rojo.

Estos elementos son líderes de este distrito hasta el día de hoy. Los Kolchakistas se encuentran principalmente en gran número en G.P.U. Este hecho arroja una sorprendente luz sobre la cuestion: ¿quién está llevando a cabo la política estalinista que acecha a los bolcheviques deportados, lo que ayuda a su exterminio? ¡Ex-miembros de las guardias blancas, y no accidentalmente! En Rubtsevsk, Siberia, sin ninguna acusación formulada contra ellos, cuatro oposicionistas fueron arrestados: Abramsky, Antokolisky, Veskresensky, Evingelstaedt. Desde la prisión de Rubtsevsk, enviaron una declaración al Comité Central de C.P.S.U. el 4 de junio, en el cual declararon: "Solo podemos considerar este acto represivo en nuestra contra solo como una preparación por medios inusuales para el 16 ° Congreso del Partido ..." "La represión no detendrá la lucha por la reparación del Partido, así como el daño infligido no evitará al Partido de volver a las posiciones del leninismo ".

Lo que fue posteriormente el destino de los camaradas de Rubtsevsk no lo conocemos, por el contrario, no hay duda de que serán encarcelados en los reclusorios.

Una destrucción similar tuvo lugar en Kansk (camaradas Kusminsky y Landau), en Alma-Ata (camaradas Goldin y otros), en Slavgorod, Chimkent y muchos otros lugares. Las redadas han tenido lugar en todas partes. El insolente ataque contra el camarada Rakovsky ha sido dicho en todas partes y es bien conocido. Sobre él, como líder de la Oposición rusa, los estalinistas están concentrando su odio. Gravemente enfermo (aquejado de problemas cardíacos y malaria), el camarada Rakovsky, lejos de ser enviado a un clima más clemente (como ordenaron los médicos), ha sido transportado de Astrakan a Barnaoul. El camarada Rakovsky, que tiene 57 años, de los cuales 40 se han dedicado a la lucha por el comunismo, pasó un invierno muy doloroso, su organismo enfermo tuvo que sufrir un frío de 40 a 50 grados. El aislamiento en el que se encuentra es más riguroso que para cualquier otra persona. El juego de Stalin es claro: poco a poco acabando con Rakovsky.

Sosnovsky esta en peligro

Se encuentra en esta situación aún más dolorosa que otro eminente líder de la Oposición, un viejo bolchevique, el camarada L.S. Sosnovsky. Está encarcelado en la prisión de Tomsk, en un régimen de aislamiento más severo que cualquier otro conocido en las prisiones zaristas para los condenados a muerte. No se le permite correspondencia, ni correo autorizado, ni relación con los otros presos; debe hacer caminatas en compañía de un agente especial de G.P.U. El estado de salud del compañero Sosnovsky es crítico. Una prisión prolongada bajo tales condiciones significa el final de él. Se encuentra en condiciones similares a las de otro antiguo bolchevique, E.D. Eltsin, que se encuentra (en el reclusorio de Supdalsk): este compañero está afligido por meningitis espinal.

Así es como se preparó el XVI Congreso a espaldas de la Oposición de Izquierda. Al usar el poder de coacción del aparato para acabar con las facciones, los líderes estalinistas han establecido este aparato contra el ala proletaria de izquierda del Partido. ¡Fuego a la izquierda! cuanto más terrible sea este fuego, más limpio parecerá a los ojos de los proletarios la lamentable bancarrota de la política centrista. Por el hambre, el frío, el bloqueo, los atropellos, los golpes y los fusilamientos, el centrismo pretende expulsar al más débil a una capitulación, y al más fuerte a una condena a la ruina. Solo la clase trabajadora puede frustrar este plan termidoriano. Existe su deber, allí está su tarea. Al poner fin al ala izquierda, Stalin pondrá fin a la revolución de octubre. Eso debe ser entendido, eso debe ser prevenido, eso no debe permitirse.

Aprovechamos esta ocasión para informar a los camaradas extranjeros que en respuesta a los saludos de la conferencia internacional en París a los oposicionistas rusos deportados y encarcelados,han llegado al Consejo editorial del Boletín de la Oposición rusa numerosos saludos no solo de los lugares de deportación sino también de los reclusorios.

-