Leon Trotsky

EL DESEMBARCO EN MURMANSK

 


Escrito: El 4 julio 1918
Publicado por primera vez: Izv.V.Ts.I.K
Traduccion: Matteo David, octubre 2018.
Html: Marxists Internet Archive.


 

Las medidas adoptadas por el Comisariado del Pueblo de Asuntos Militares para afrontar al desembarco por parte de nuestros antiguos aliados en la ciudad de Múrmansk esta completamente Conforme estas prescripciones que me dieron desde el Consejo de Comisarios del Pueblo y, en particular, desde el Comisariado de Relaciones Exteriores.

Toda tentativa por parte de nuestros antiguos aliados para transformar la costa del Mar Blanco en una base para sus planes se encontraran con nuestro rechazo intransigente.

Hasta donde se sabe, despache a las fuerzas armadas necesarias para proteger la costa norte en contra de cualquier invasión.

La fuerza desembarcada por parte de nuestros ex-aliados es numéricamente insignificante, y es más simbólica que efectiva. Los imperialistas anglo-franceses al parecer cuentan con el establecimiento en el norte de un polo de atracción para todo tipo de aventureros, mercenarios, traidores contrarrevolucionarios. Con este fin, nuestros ex-aliados han sobornado desde hace largo tiempo a ciertos grupos de habitantes de la costa del Mar Blanco, y, en particular, al Soviet de Múrmansk[*] y algunos de los representantes militares y navales en la zona.

Al mismo tiempo, una tentativa por parte de los oficiales franceses y de otros oficiales trasladaron unidades subtanciales hacia el Norte de serbios, Checos, franceses y de la Guardias Blancas rusos, especialmente de pilotos, a fin de formar una poderosa fuerza de ocupación en Múrmansk, y más tarde en Arcángel.

Dos grupos de prisioneros de guerra, que constan de 100 serbios y 200 italianos, tuvieron éxito realmente de hacerse a través de Arcángel, con una cierta cantidad de armas. Una mayor investigación esta ahora indagando en camino a establecer las rutas por las que estos grupos viajaron y quienes fueron los complices.

Conforme a mis decretos, estos dos grupos han sido, por supuesto, desarmados y quedando bajo arresto.

El centro administrativo de suministro de alimentos recibió una solicitud de la misión militar francesa por un problema de los productos alimenticios de un millar de hombres que supuestamente estaban siendo enviados a través de Múrmansk a Francia. Esto es, como sabemos, la fórmula mediante la cual los aventureros, los mercenarios y los ladrones se trasladan por las fuerzas de ocupación. Están siendo trasladados "a Francia" en debida forma, pero en realidad están destinados a levantarse en revueltas en territorio ruso y apoderándose de nuestra costa norte.

Hace unos días un grupo como este, que consta de una docena de Guardias Blancas Checos, polacos y de oficiales franceses, quedaron detenidos en Moscú y puesto en prisión. La autoridad garantiza de que ningun nuevo movimiento de improviso ni concentracion hacia el Norte por parte de grupos similares pueden pasar. Los traidores rusos que tratan de forma normal la arbitrariedad descarada cometidos por los imperialistas extranjeros en nuestro Norte, y proporcionan ayuda a los mismos, se los juzgarán en el corto plazo.

La imagen ante nosotros ahora es muy instructiva para cualquier observador honesto. Exactamente los mismos grupos y clases de la población se manifiestan anglófilo o germanófilo en la orientación, en función a quienes ayuda a los que están más proxima a ellos. Los KDT y los SR de Derecha van junto con los japoneses mas hacia el Este, en el norte con los británicos y franceses, en Ucrania y en el Don, y en Pskov y Dvinsk, con los alemanes, y los KDT quienes hacen un acuerdo con Skoropadsky de ninguna manera culpan de antipatrióticos a los KDT quienes están dispuestos a vender a Rusia a la bolsa de valores anglo-francesa, mientras que el último completamente "comprenda" a su colega en Ucrania.

Krasnov conforme a una orientación alemana lo condicionan. Su hermano Dutov se inclina hacia los checos y los británicos. El tercer hombre, Semyonov, se haya contratado por Japón. Tres de ellos están cumpliendo las instrucciones de la burguesía Rusa, este es su patriotismo, su dignidad nacional, su honor nacional.

En fin, me gustaría llamar la atención sobre la actividad específica de la misión militar francesa en Rusia durante la revolución. Es difícil concebir algo más limitado, miope e indefenso que un pequeño burgués francés vestido con uniforme de general o de un eclesiástico de los diplomáticos. Por encima de todo, este pequeño-burgués es ignorante de la geografía e incapaz de encontrar sus pies en un lugar extraño. Como resultado, la actividad de los agentes de Francia en Rusia se dirigía totalmente en contra de los intereses elementales de Francia. No voy a tratar en detalle las acciones de los representantes diplomáticos y militares franceses, pero voy a mencionar de estos sólo las más importantes.

Francia levantó a los rumanos en nuestra contra [**], y los rumanos terminaron por transportar las tropas alemanas adentro de la nueva Rusia.

La Francia levantó a la Rada Ucraniana en contra nuestra, ayudándolo con el dinero y la cúpula militar, y la Rada Ucraniana terminó por aliarse con Alemania y Austria-Hungría.

Los franceses apoyaron a Kornilov, Kaledin y a Krasnov, y este ultimo ahora está trabajando con Skoropadsky.

Fue Francia quien más presionó para la intervención japonesa. Pero uno tendría que ser realmente tan inocente como un Tartarín [Tartarín es un personaje de cuentos de Alphonse Daudet, que no es tan inocente como dispuesto, Walter Mitty, como, para creer sus propias historias de altura sobre sus aventuras.] como para suponer que Japón quiere involucrarse en un conflicto armado con Alemania, y no sólo para tomar las provincias rusas en el extremo oeste.

Esto fue, y sigue siendo, la política de todos los agentes de Francia en el territorio ruso. El Sr. Clemenceau no es más que un histérico de la pequeña burguesía, un periodista que no se ha recuperado de un estado de embriaguez chovinista. Él está a cargo de la política de la desafortunada Francia, la cual ha sido drenada de sangre. A través de sus agentes está en todas partes creandose enemigos.

Vamos a tratar en realidad, de una manera tranquila, responder a la cuestión: ¿qué es lo que quieren los británicos y los franceses? Quieren involucrar a Rusia en la guerra, para crear un nuevo frente oriental. El poder soviético no quiere esto. De ahí la idea de derrocar al poder soviético.

Supongamos por un momento que logran su objetivo. Haciendo que cualquier persona sensata imagine que la clase obrera y los campesinos pobres, revolucionarios, quienes nos siguen íntegramente… ¿podría en silencio y durante mucho tiempo contribuir con el establecimiento de un gobierno burgués que hiciera una alianza con el imperialismo Anglo- francés?

En el momento en que el poder soviético fuera derrocado podría ver el comienzo de una guerra civil en todo el país en una escala de dos y tres veces tan grande como antes. No puede haber ninguna duda de que Rusia haga alguna contribución a la guerra bajo estas condiciones.

Un gobierno burgués ruso se encontraría bajo tal presión del pueblo trabajador que cualquier política independiente sería lo suficiente más allá de su capacidad de obrar. Un gobierno encabezado por Miliukov y Kerensky en Rusia sería más débil incomparable incluso con el gobierno Skoropadsky en Ucrania. Y el gobierno Skoropadsky dependeria enteramente de la ayuda de las bayonetas extranjeras.

En el futuro inmediato extenderemos este traslado de ciertos agrupamientos etarios de todas partes de Rusia.

No me cabe la menor duda de que el Congreso de los Soviets de toda Rusia[***] va a sancionar la transición al servicio militar obligatorio por el bien de proteger la seguridad de la República Soviética de los ataques imperialistas. Y luego la última palabra en todo esto será dicha por el proletariado de Europa y de todo el mundo. ●

Izv.V.Ts.I.K., 4 julio 1918


[*] Los Destacamentos de las tropas aliadas insignificantes (principalmente británicos) ocuparon Múrmansk durante la Guerra Mundial, para dar protección a las entregas de la artillería y municiones desde la Entente. Después de la Revolución de Octubre estos destacamentos permanecieron en Múrmansk, y tras el desembarco alemán en Finlandia en abril de 1918 estas fueron reforzadas, y el mando aliado comenzó las negociaciones con el Territorio Soviético de Múrmansk para las operaciones conjuntas contra los alemanes. A finales de junio, representantes de Gran Bretaña, EE.UU y Francia, por un lado, y el Presídium del Soviet del Territorio Múrmansk, por el otro, hicieron un tratado por el cual los representantes de la Entente se encargaria de la porción del territorio y las unidades militares de allí con todos sus requerimientos. También se encargarian de la porción del territorio Soviético de Múrmansk con ayuda económica, alimentos y productos manufacturados. Por su parte, el territorio soviético, traicionando al poder soviético central, absteniendose de impedir la organización de las fuerzas armadas y la ocupación de facto del territorio por las tropas aliadas. El jefe militar del territorio soviético, el ex general Zvegintsov, participó personalmente en estas relaciones con los aliados. Como resultado de esta aventura, el Territorio de Múrmansk fue ocupada por parte de las tropas de la Entente.

[**] A finales de febrero de 1918, despues de que nuestras unidades se habían ido del Frente rumano, los rumanos, ante la insistencia de la misión francesa, cruzó el Dniéster, ocupando Rybnitsa [Rybnitsa se encuentra en la orilla oriental del Dniéster. Ahora se incluye en la República Socialista Soviética de Moldavia] y trató de seguir avanzando con el fin de ocupar la totalidad de la zona de Besarabia y de la zona alrededor de Odessa. Nuestras unidades del joven Ejército Rojo, dirigido por el camarada Yegorov [El "Yegorov" mencionado aquí no es el mariscal A.I Yegorov (1883-1939), sino, probablemente V.N., Yegorov (1869-1948) que posteriormente (julio 1919) tomó el mando del frente sur de V.M Gittis (con A.I Yegorov como su segundo al mando)], infligió una dura derrota en los rumanos, y les obligó a retirarse tras el Dniéster. Cinco días después, los rumanos siguieron a los alemanes completamente. El 13 de marzo los alemanes ocuparon Odessa y siguieron avanzando con rapidez.

[***] La referencia es al 5º Congreso de los Soviets de Tosa Rusia, que se celebró entre el 4 y el 10 de julio en Moscú.


Volver al Indice